viernes, 14 de abril de 2017

Enseñando a mis pullips Ophelia y Berenice en vídeo

Una entrada corta para dejar un vídeo de youtube donde muestro y hablo un poco más de Ophelia (mi pullip Seila) y de Berenice (mi pullip classical alice).



Poco a poco voy apareciendo más natural y habladora (tal y como yo soy) frente a la cámara jaja y para cuando esté listo el espacio en la casa de mi pareja en el que estarán finalmente colocadas, espero haber terminado los vídeos donde las muestro y poder utilizar más tiempo en hacer algunas fotografías y en retomar la escritura de sus historias.

Hasta el próximo vídeo! Gracias por leernos. :)


lunes, 3 de abril de 2017

Reflexionando sobre la palabra y obra de Jesús: La Resurrección de Lázaro

Me es imposible poder hacer una entrada de las fotográficas al día por más que quiera y me lo haya propuesto, al menos por el momento. Hoy lo asumí. Cuando me lo propongo, algo surge que me ocupa ese tiempo. Pronto espero poder volver a retomar la esencia del blog.

Mientras tanto, y en vista de los infinitos y profundos debates-diálogos que tengo con multitud de personas con las que de un modo u otro coincido (ateas, agnósticas y creyentes) ya sea en encuentros directos o a través de las redes sociales, se me ha ocurrido dedicar algunas entradas también a estos temas muy relacionados con Ophelia y con mi fe en Dios (un tema muy amplio a tratar en verdad).

Como no quiero dejar el blog de lado, aprovechando que se aproxima la semana santa y que pueden ser publicaciones cortas, se me ha ocurrido hacer esta entrada que trata sobre la lectura del evangelio según San Juan, en este caso, y más concretamente sobre la resurrección de Lázaro. Creo que por todos/as es conocido el relato aunque ante él surjan posturas y/u opiniones diferentes y siempre respetables ante todo.



Particularmente me voy a detener en estos, para mí, interesantes fragmentos:

      "Yo soy la resurrección. El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?". (11.25-27)

"Este, que abrió los ojos del ciego, ¿no podía haber hecho que éste no muriera?" (11.37)

"Padre, te doy gracias por haberme escuchado. Ya sabía yo que tú siempre me escuchas; pero lo he dicho por éstos que me rodean, para que crean que tú me has enviado". (11.41-43)


Bueno, por si hay alguien aún que no sabe de lo que hablo, haré un resumen breve. Esta parte nos habla del fallecimiento de Lázaro y de como Jesús, a través de la voluntad de Dios, realiza el milagro de la resurrección de éste.

Desde mi humilde opinión, la que utilizo siempre cuando alguien cuestiona mi fe, comentaré los tres fragmentos que he reseñado y que están en la Biblia.

El primero es muy claro, bastante, aunque siempre damos a cada palabra escrita una interpretación más acertada o menos (supongo que solo comprenderemos lo que realmente quería expresarse con ellas solo, precisamente, cuando llegue la hora de morir nosotros y la entendamos, o nos la expliquen, mejor jaja).  Empezaré a hablar de la frase intentando darle la vuelta. Me sale algo así:

¿Lo crees? El que lo cree y le vive no morirá jamás (imaginemos que interiormente, en el interior del alma que no caduca), y aunque muera (el cuerpo), creyendo en él vivirá (se mantendrá vivo esa parte de algún modo.-Por ejemplo, personas como Ophelia dicen ver a veces luces y a veces personas tal y como eran corporalmente en vida-). Es la resurrección, es la forma de no morir; de mantenerse vivo.

El segundo lo he reseñado porque me ha recordado a muchos de los reproches que me hacen aquellos que no creen en Dios ni en la palabra que Jesús nos regaló. Suelen preguntarme "¿Pero porque Dios, si existe, permite que ocurran ciertas cosas en la vida?" Siempre respondo y solemos acabar quizá algo cansados, mucho después, la conversación en tablas (en términos de ajedrez jaja). Pues esto me recordó bastante a muchos de los reproches que se hacen de Dios y a los que me suelo enfrentar cuando se da la ocasión. Digamos que es una reseña que coloqué aquí con la intención de poder profundizar en este aspecto; una llamada a la propia reflexión.


El tercero ¿A alguien más le recuerda esta parte a cuando reza? Es decir, una persona creyente, con verdadera fe, sabe que Dios siempre está ahí y le escucha pero "se alegra" o agradece el que sus peticiones sean oídas por Dios. La segunda parte de la frase nos acerca a la dura misión a la que Jesús se enfrenta. Intenta dar testimonio vivo de la grandeza de Dios, del que él sabe que todo lo puede, pero es algo más difícil de comprender para muchos/as de los que allí están presentes y dudan. 

La resurrección de Lázaro es uno de los grandes milagros que hace Jesús por obra de Dios y nos son relatados; que nos resume mucho en un pequeño relato de gran importancia para nuestra fe y que nos debería hacer reflexionar sobre un gran todo de una parte que es la que se resume en este relato. 

 Sin más, me despido por hoy con una entrada abierta a la reflexión.  ¡Hasta la próxima!


sábado, 1 de abril de 2017

¿No comes espárragos trigueros? Pues deberías. Beneficios y propiedades.

Como ayer no escribí en el blog, y al ir la historia que he subido hoy sobre la cocina, se me ha ocurrido hacer esta entrada sobre los espárragos verdes que ahora estamos en tiempo de recogida y, por suerte, es uno de los productos frescos y buenos que tengo por casa en esta época.



Podría hablar mucho de los múltiples beneficios que tienen los espárragos verdes pero seré breve. Es un alimento que tiene mucha fibra, lo que hace que se limpie nuestro sistema digestivo. Además de contener numerosas vitaminas y potasio, si no me equivoco, es un alimento de pocas calorías, con propiedades antioxidantes (nos ayuda con esto del anti-envejecimiento) y además es diurético (nos ayuda a reducir y eliminar grasa y sales minerales que tenemos en exceso). 

Por si esto fuese poco, varios estudios científicos han encontrado en ellos una sustancia llamada "glutationa o glutatión" (espero haberlo escrito bien) que nos ayuda en la prevención del cáncer, al parecer. 

¿Que más podemos pedirle a este producto que se puede introducir en nuestra dieta de mil formas?Pues que no deje de crecer en nuestros campos para que nunca nos falte jaja. 

Y ahora me despido esperando que esta entrada corta pero sana os haya gustado. Hasta la próxima!

Minerva y Carla en la cocina (Pullip my melody y tiphona)

Me hice el propósito de escribir una entrada todos los días pero al final termino acumulando varias al entender que era un propósito complicado de cumplir para mí.

Estas fotografías las hice hace mucho pero no llegué a subirlas al blog hasta hoy. Vamos con ellas!

El caso es que Minerva (pullip my melody) es la cocinera de casa y se le da tan bien que a veces también le gusta innovar alterando ingredientes, pequeñas pruebas culinarias, como hizo en esta ocasión.



Lo preparó todo en nuestra cocina de Rico, un regalo que me trajo mi abuela paterna cuando era pequeña y que ahora disfrutan mis pequeñas. Necesita una renovación (un antioxidante y algo de pintura) pero me cuesta tocarla.





Y Minerva se sentó pensativa. Rememoró todos los ingredientes que había puesto y, pasado el rato, se decidió a probar como iba la comida.


Le reñí un poco, lo admito. ¿Pero como pones el dedo ahí, Mine? Lo que no esperaba era que Mine se sentase en el suelo y comenzase a llorar.


- Venga Mine, que no pasa nada, no llores. Hoy perdonamos lo del dedo y otro día cogemos un utensilio de cocina.-Le dije yo preocupada intentando que parase de llorar-.

Y no era eso, no; lo que le sucedía a Mine es que se había equivocado al coger uno de sus botes de especias y había puesto el ingrediente equivocado, así que no pudo comprobar su receta nueva ni comer lo que había cocinado porque el ingrediente erróneo había alterado todo el sabor del plato.


Le sugerí que llamase a Carla para que comprase algo de comida para llevar y la trajese a casa. Esta vez fue Mine quien me recordó que no había línea, que como iba a llamar si no arreglo el teléfono. Tiene razón, tengo que ponerme con él jaja.


Lo arreglamos al usar mi teléfono para la llamada. Ya solo quedaba esperar a que llegase Carla y pensar mientras en la próxima receta.


Y pronto llegó Carla, que se puso un mantel de casa  antes de entrar en la cocina porque, según ella, ese día se comía a su gusto jaja. Un poco de comida menos sana, de vez en cuando, tampoco está de más.


Y las dos pequeñas se sentaron a degustar sus hamburguesas, patatas y refrescos mientras hablaban de lo que había sucedido.


Al terminar la comida, Minerva preparó el postre del día: dos cucuruchos de los ricos helados que suele preparar en casa y los decoró.




Y así terminó aquel día en la cocina, con Minerva y Carla reforzando la gran amistad que tienen, cuidándose como hermanas y haciendo de un día distinto un precioso día al final.

Espero que os haya gustado! Gracias por leernos!